Google+ Followers

31 ene. 2010

La Imprenta


Imaginense que no existiera esa maquinaria maravillosa que permite plasmar las ideas sobre el papel.


Los libros que ya son costosos, estarían fuera del alcance de nosotros los mortales comunes...


¿Y quién se acuerda de Gutemberg?


¿Y quién recuerda que la Biblia fue el primer libro que se editó?


La vida sigue siendo así, nos olvidamos pronto de los grandes hitos de la História y de los pequeños ni pasaron...


A los hombres y por supuesto mujeres, que han dejado su huella, se les recuerda por la fecha en que dejaron este olvidadizo mundo y poco, por la huella que dejaron.


Imaginense a nosotros los comunes, en pocos años estaremos enterrados en la arena del tiempo y tal vez, y de vez en cuando, en la fecha de nestra partida, los más allegados nos dediquen un pensamiento...





No hay comentarios.:

Publicar un comentario