Google+ Followers

11 feb. 2010


EL ÁRBOL TORCIDO
Cuando un árbol éstá todavía joven y en pleno crecimiento y además crece torcido como el de la foto, se acostumbra ponerle un "padrino", que es una varilla de hierro o una estaca suficientemente fuerte, para ayudar al árbol en crecimiento a crecer derecho, apuntando directo al cielo...
Nuestra juventud está necesitada de "padrinos" que les ayuden a enderezar sus vidas, que en muchísimos casos estan tomando direcciones equivocadas.
Los padres son los primeros apadrinadores desde luego, pero es que hay muchos jóvenes necesitados de dirección que sus padres no han podido o no han querido dar.
Allí entran los padrinos que en primera instancia no son otros que los maestros de todo nivel y si también fallan ellos, entonces un buen amigo tomaría ese rol, sobre todo si ese amigo está bien formado porque si no, sería como un ciego dirigiendo a otro ciego...
¿Y si todos fallan?
Ese joven "torcido" llegará a verselas con la ley y con la prisión (no será desde luego en todos los casos), y en verdad les digo que nuestros sitemas carcelarios poca o ninguna ayuda dan para la rehabilitación de los que están retenidos en esas instituciones.
Ojalá que todo joven consiga un buen padrino que le haga ver la senda limpia de tropiezos...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario