Google+ Followers

21 ago. 2015

¿Y usted usa antiparras?




Los usamos para ver de lejos, ver de cerca, para leer, como protección del sol, y protección de los ojos en la industria, deportes y otros.
Los llamamos gafas, anteojos, lentes, antiparras...
Existen jeroglificos del siglo V  A.C. en los cuales se muestran lentes seguramente de vidrio.
Resultado de imagen para anteojosActualmente se fabrican de policarbonatos que resultan resistentes y livianos.
Resultado de imagen para anteojos
Las gafas bifocales han devenido en las trifocales (Para distancias lejanas, distancias medias y distancias cercanas), y actualmente usted puede adquirir los llamados lentes progresivos que permiten enfocar desde distancias lejanas a distancias cómodas para leer. 

Las gafas para ver fotos y pelìculas en 3D, se basan en filtros de colores (Gafas anaglifas con filtros rojo y azul), y las gafas polarizadas. 

1 comentario:

  1. Anónimo4:16 p.m.

    Esta oración es utilizada para armonizar todo tipo de relaciones humanas, sobretodo las de pareja. Debe ser rezada por nueve (9) días con amor puro y mucha fe. Al noveno día, la misma debe ser publicada en agradecimiento a San Marcos de León. Es por ello que, con amor, esperanza y fe fue realizado este blog.

    \”San Marco de León, tú que amansaste a la draga y al dragón, amansa a los toros bravos que también del monte son. Hombres, mujeres, tigre, dragón, león, que me quieran ofender cara a cara o a traición, pido que les cortes las alas del corazón. Para aquellos que tengan para mí malas intenciones, amánsalos y humíllalos como humilló Cristo a Pilatos que sin necesidad de malos tratos como oveja sin pastor, vuelvan a mí y vean la verdad de San Marcos de León, Cristo, paz y amor.

    (Tres (3) Credos en nombre de San Marcos de León)
    Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único hijo nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nacido de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre. De allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna. Amén.

    Oh pensamiento que estás en el cerebro de (Nombre de la persona) te ruego, te suplico, que los sueños y ensueños de (Nombre de la persona) sean para el creador y para mí con el poder y símbolo de San Marcos de León. Para que donde esté, con quien esté, no tenga tranquilidad ni para comer ni para dormir hasta que no me llame o se comunique conmigo. Que en su mente siempre esté yo. Con dos te veo, con tres te ato. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

    Gloriosísimo San Marcos de León, tu que amansaste al león, al dragón y al dragoncito, a extremo de hacer dormir al león en tus pies, quiero que amanses y duermas así a (Nombre de la persona). Que duerma en un sueño profundo y que cuando despierte se levante pensando en mí, que me quiera y quiera llamarme por teléfono. Asimismo, amansa a mis enemigos que tú sabes cuántos son, para que reine la armonía entre (Nombre de la persona) y yo y nuestros familiares. Rezo con toda la devoción esta oración para que la persona que quiero se comunique conmigo, lo haga y me quiera y no quiera estar con otra persona distinta a la mía.

    Dios Todopoderoso, que te revelas amorosamente a los hombres por medio de hechos y palabras. Te pedimos por la intersección del evangelista San Marcos, que meditando con la Buena Nueva del Evangelio, sigamos el ejemplo de Jesucristo, la palabra hecha carne en el seno de María. Por Jesucristo, tu hijo, nuestro Señor. Amén.

    (Nueve (9) Padre Nuestro y nueve (9) Ave María)
    Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad aquí en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas así como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Nos nos dejes caer en la tentación y libranos de todo mal. Amén.

    Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito sea el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

    (Un (1) Gloria al Padre)
    Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, por los siglos de los siglos. Amén\”.

    ResponderEliminar