Google+ Followers

11 sep. 2013





El Amor

Empieza como un pensamiento que genera un deseo, quiero amar.
Pero para amar, tiene que haber alguien a quien aplicar ese amor, porque amar sin un ser amado a quien hacer objeto de nuestro amor, es un contrasentido, el amar necesita ese a quien amar.
Es que el amor es entrega, es dar, es compartir. ¿Y a quién entregarse, dar o compartir si no a ese ser amado?
Creo que todo esto es aplicable a todo amor , como el amor filial, el amor paternal y maternal, el amor entre la pareja, el amor mas grande que es el amor a Dios.
En lo referente a amar cosas, ideales, estilos de vida, no debía aplicarse la palabra amar, en realidad son deseos como por ejemplo, el deseo de tener, de poseer.
El amor llega sin aviso, de improviso, sin tiempo ni límites.
Y el amor, atrae amor, si se ama, tarde o temprano surgirá la reciprocidad.
El amor, ese divino tormento...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario